Contenedores de papel

En el contenedor azul debemos depositar todo tipo de residuos domésticos que estén fabricados con papel y/o cartón: folletos de publicidad, revistas, periódicos, cuadernos, bolsas de papel, sobres, cajas de alimentos, hueveras, envoltorios de papel, cartulina y demás derivados del papel, envases de cartón (no brick), paquetes, embalajes voluminosos de cartón, etc.

Contenedor de escritorio para papel

Los envases de tetrabrik (leche, jugos, batidos…) son fabricados con aluminio y plástico, por esta razón no pueden depositarse en los contenedores azules para ser reciclados, sino que van en los contenedores amarillos.

Para la recogida selectiva de cartón y  papel  se han colocado en varios sitios públicos contenedores de carga trasera de entre 800 y 1.100 litros. En los últimos años se está produciendo una evolución en las grandes ciudades hacia contenedores de carga lateral con capacidades entre los 2.400 y los 3.200 litros. Donde se requiere un menor impacto visual, se suelen utilizar contenedores disimulados.

La elección del tipo de contenedor dependerá del sistema de recogida que se decida utilizar, para lo que es necesario considerar una serie de aspectos:

  • El sistema de recogida implantado: Utilizarlo permite compartir los medios y recursos materiales y la uniformidad estética de los puntos de recogida.
  • Otro factor a considerar es la tipología urbanística dónde se implementa: Algunos sistemas requieren una determinada dimensión de las calles (carga lateral) o una determinada altura mínima (carga superior).

Cada tipo de contenedor puede encontrarse en el mercado fabricado en diferentes materiales, con distintas variantes en cuanto a durabilidad, estética, capacidad de reparación y precio de adquisición. Los materiales habitualmente utilizados para la fabricación de los contenedores para recogida de papel y cartón son el acero, el plástico (polietileno) y la fibra (poliéster reforzado con fibra de vidrio).

Existen contenedores confidenciales para el reciclado de documentación de papel que están equipados  con cierre de seguridad, también hay buzones para papel equipados con 4 ruedas, 2 de ellas con freno.

Para la recogida selectiva de papel y cartón hay contenedores metálicos de 3 metros cúbicos de capacidad con un diseño estudiado para que se adapte al entorno urbano.

Algunos cuentan con poliéster reforzado con fibra de vidrio que garantiza una buena resistencia a los rayos ultravioleta y a la intemperie.

El sistema de descarga generalmente es de doble gancho y doble compuerta.

Contenedores azules para papel



Más información